MOSAICO DE SANTISTEBAN DEL PUERTO: Marsias y Apolo, Aquiles en Esciros. Jaen.

pec3b1uela01

preparado por Victoria

El mosaico de Santisteban del Puerto fue descubierto en 1969, en un lugar llamado Peñuela. Su descubrimiento fue de forma casual mientras se construía un camino hasta el pueblo. El mosaico quedó al descubierto durante algún tiempo, por lo que se encuentra bastante deteriorado.

El pavimento actualmente mide 8m. por 3,10. Este mosaico que pertenece a una villa rural que probablemente cubriría el suelo del gran salón o oecus.

El mosaico se data a finales del s. IV o principios del s. V, aunque algunos autores llegan a situarlo a finales del s.V o incluso principios del s.VI. Dado su estado de deterioro, es difícil determinar con exactitud la fecha, aunque dadas las similitudes con los mosaicos de Carranque,  Blázquez apuntan a la segunda mitad del s.IV.

Este mosaico, como la gran mayoría de los mosaicos hispanos o norteafricanos, representan un episodio mitológico. El dueño de esta villa eligió dos temas de la mitología que nada tienen en común, aunque ambos han sido muy representados en arte. Por un lado, la disputa entre Apolo y Marsias, y por otro, la estancia de Aquiles en la isla de Esciros.

En la parte derecha del mosaico se representa a Apolo y Marsias. El mosaico representa el momento en el que Marsias está siendo desollado por un escita. Marsias aparece colgado de un árbol por las manos, y parte de la piel va cayendo por su pelo, esta escena posee un gran realismo. El verdugo lleva como vestimenta una dalmática, y en su mano, se puede ver un cuchillo curvo.

Al lado de esta escena se encuentran un grupo de tres figuras; Apolo, que ocupa la posición principal como vencedor y a quien se le presenta con una aureola en la cabeza como símbolo del Dios solar, y en la mano derecha lleva un ramo de laurel y  la lira.  A su lado se puede ver a Diana, identificada por el  carcaj. Lleva brazaletes y un collar en el cuello. La tercera figura, una Niké alada como símbolo del vencedor, portaba un gran manto.

Las teselas utilizadas son de tres colores: rojo, negro y blanco. Para el cuerpo del fauno se han utilizado teselas de color rojo para dar mayor realismo simulando el color de la carne y la sangre, las piernas se han perfilado con teselas blancas y negras tanto en Marsias como el verdugo, probablemente para diferenciar esa zona de las partes ya desolladas.

Encontramos paralelos con otros mosaicos con idéntica temática en Chipre.

En cuanto al segundo episodio, Aquiles en la isla de Esciros, se encuentra en el lado izquierdo del mosaico y en ella se representa a Aquiles entre las hijas de Licomedes. Su estado de conservación es bastante malo y por tanto difícil de identificar. Sin embargo, gracias a una serie de inscripciones a los pies de las figuras, se puede leer los nombres y permiten una mejor identificación.

Este mismo tema lo encontramos en otro mosaico, el de Pedrosa de la Vega, procedente de la villa de Olmedo en Palencia.

Los dos episodios han sido frecuentemente representados por separado. No obastante, sólo se tiene constancia a través de la obra Imágenes de Filóstrato el Joven, donde se describe dos cuadros en una pinacoteca romana donde los dos episodios se habrían representado  juntos.

 

BIBLIOGRAFIA: 

Jesús Bermejo Tirado, Mosaicos hispano-romanos. UCM.

Antonio R. Navarrete Orcera, El mosaico romano de Santisteban.

Advertisements

MOSAICO DE LOS SIETE SABIOS. MÉRIDA.

lvarez062

preparado por Victoria

Este mosaico, junto con otros dos, fueron descubiertos en 1982 en la C/ Holguín en la provincia de  Mérida en las ruinas de una casa romana. En esta misma zona se hallaban los restos de un Foro Provincial. Los mosaicos fueron encontrados en dos de las dependencias de la casa en la que se había pavimentado con estos mosaicos.

Actualmente el mosaico se encuentra en el Museo Nacional de  Arte Romano.

El mosaico de los Siete Sabios ha sido fechado hacia mediados del s. IV.

El mosaico, en su forma actual, mide 8,50 m. por 4,80 m. y es, por tanto, un mosaico relativamente grande.

La decoración de motivos figurados se encuentra en el interior de un cuadrado central que está rodeado por una cenefa de hiedra y flores. El cuadro central del mosaico está dividido en dos partes por una serie de inscripciones en caracteres griegos, donde se pueden identificar los nombres de los personajes y, que además, sirve como separación entre las dos partes del mosaico. Los episodios que se representan están diferenciados, pero guardan relación entre ellos.

En la zona superior se representan siete personajes que dan nombre al mosaico. Los Siete Sabios aparecen reunidos en un debate que estaría relacionado con la escena inferior del mosaico. Presidiendo la escena, se sitúan dos figuras: Quilón y Tales de Mileto, en una perspectiva jerárquica y  entorno a ellos se situarían el resto de los sabios, identificados todos ellos por sus nombres a excepción de uno  que carece de rotulo y cuya figura está prácticamente desaparecida.

Esta forma de representación de los sabios no parece demasiado común, pues se les suele representar vistiendo un manto o opalium en actitud de reflexión y portando algo en las manos.

En la parte inferior el tema está relacionado con el ciclo homérico, concretamente, el que se conoce como la cólera de Aquiles. En esta parte del mosaico se puede observar a cuatro personajes. El personaje que se apoya sobre la roca es identificado como Agamenón, lleva lanza y esta barbado.  El segundo personaje que aparece desnudo como un guerrero ha sido identificado como Aquiles, quien lleva un manto y una espada. El tercer personaje masculino de la escena se identifica con Ulises, pues porta un pilos en la cabeza y va barbado, lo que se identifica con la madurez. Por último, la figura femenina con manto se identificaría con Briseida.

lvarez067

La interpretación de ambas escenas parece que sería la reflexión de los sabios ante el hecho de la cólera del héroe y las consecuencias que esto traería.

Entre los paralelos que de esta escena podemos encontrar, estaría el de la villa romana de Carranque, en Toledo, que representa la entrega de Briseida, y que es el mismo tema, pero representado de forma diferente.

BIBLIOGRAFÍA:

Jesús Bermejo Tirado G.L. Mosaicos hispano-romanos Universidad Complutense de Madrid.

MOSAICO DE LA “CASA DE LOS SURTIDORES”: PERSEO Y MEDUSA. Conímbriga. Portugal.

perseu

preparado por Victoria

Este pavimento, en el que se representa el mito de Perseo y Medusa, fue hallado en Conimbriga, Portugal, en la que se conoce como La Casa de los Surtidores.  El suelo de la villa se encuentra cubierto por una serie de mosaicos  de gran valor artístico. Por tanto, nos encontramos ante una de las colecciones de mosaicos más importante de la antigua Lusitania.

Según  las excavaciones que se han llevado a cabo, se ha podido datar la época de su construcción. Se trata de una villa  del s. III que, a su vez, se levantó  sobre una casa anterior, probablemente,  del s. I.

El  mosaico se encuentra pavimentando la zona noble de la vivienda y cubriendo el ángulo suroeste de un gran corredor del peristilo. La decoración de los mosaicos es de tipo  geométrico o  figurado como éste de Perseo y Medusa y donde se aprecia un variado programa iconográfico.

El mosaico de Perseo y Medusa , aúna  dos episodios mitológicos sobre la leyenda del héroe.  Por un lado, el momento en que éste corta la cabeza a Medusa y la sostiene en su mano,  episodio central del mosaico; el otro, el momento en que  el héroe  salva a Andromeda del monstruo marino, representado en el lado derecho de Perseo con la inclusión únicamente del monstruo.  Según A. Balil, esta segunda parte de la leyenda se encuentra representada en un pavimento en Tarragona.

En el episodio central del mosaico, Perseo sostiene la cabeza de Medusa con la mano derecha con la intención de petrificar al kethos.  La figura de Perseo se representa desnuda con alas en la cabeza y un manto que va prendido en uno de sus hombros y que cae por la espalda. En la mano izquierda lleva el Herpé, arma con la que decapitó a Medusa. Al lado derecho de Perseo se encuentra el monstruo marino.

La escena se encuentra recogida en el interior de un cuadrado y éste dentro de un círculo decorado con motivos florales, a su vez, contiene otro cuadrado opuesto al primero que encierra el motivo principal.

En cuanto paralelismos de esta escena, podemos encontrar las pinturas pompeyanas, donde se halla representado un rython, símbolo que también se encuentra en el mosaico de Conímbriga.  Se trata de un cuerno sujeto por un lazo como el que vemos en la parte superior del pavimento de la Casa de los Surtidores.

BIBLIOGRAFIA:

Guadalupe López Monteaguado. Programa Iconográfico de la Casa de los Surtidores en Conímbriga. UNED.

Guadalupe López Monteaguado. El mito de Perseo en los mosaico romanos. Particularidades hispanas.

MOSAICO DE ATALANTA Y MELEAGRO: Cardeñajimeno. Burgos.

6targ

preparado por Victoria

Este mosaico  se encontró en  una villa romana cercana a la localidad de Cardeñajimeno, en la provincia de Burgos. Fue descubierto durante unas excavaciones arqueológicas, las cuales se hallaban a poca profundidad del suelo. Cronológicamente, el mosaico, según el profesor Blázquez, puede fecharse hacia finales del siglo IV, por tanto, se trata de un mosaico de la época Bajo Imperial.

Actualmente el mosaico se encuentra en el Museo Arqueológico de Burgos.

El propietario de esta villa eligió para la decoración del pavimento de la sala un tema mitológico frecuentemente utilizado entre el público romano, dada la gran afición de éstos por los  temas mitológicos. Pero además, en esta ocasión, el propietario combinó otro de los temas que gustaban especialmente a este pueblo; la caza. Por tanto, decidió utilizar para la decoración de este mosaico, el mito de Atalanta y Meleagro y la caza del jabalí de Calidón.

Se trata de una obra de gran interés. El mosaico fue sacado de su lugar y restaurado, por este motivo, algunas partes del mosaico se encuentran deterioradas, este desgaste se nota principalmente en los bordes. También se aprecian las partes que han sido restauradas; la mano izquierda y los dedos de la derecha de Atalanta y la mano izquierda, el pie derecho y el pecho de Meleagro.

Desde un punto de vista técnico, el mosaico está formado por un gran cuadrado de 188 por 167 cms. en cuyo interior se sitúan las figuras de Atalanta y Meleagro. Alrededor de esta escena se dispone una orla que mide todo en conjunto 23,9 por 21,8 y que, probablemente, formaba parte de un mosaico aún mayor que cubriría la sala dentro de un marco geométrico.

La orla está formada por una trenza de dos cables en ocre y verde. El cuadro donde se representan las figuras está formado con  un fondo de teselas blancas y una banda de teselas ocre que parece que proporciona el suelo de las figuras. En la parte superior del mosaico, podemos observar una inscripción con los nombres de Atlanta y Meleagro en caracteres griegos y en teselas de color negro. Las figuras están perfiladas por una línea de teselas de diferentes colores. Las caras de los personajes centrales son prácticamente iguales. La vestimenta mantiene una gran rigidez. Las piedras utilizadas para las “teselas” son de mármol, y los tonos de éstas son ocres, marrones, rojizos, negros y blancos.

La escena representa a los dos personajes principales; Atalanta y Meleagro y otro personaje que podría ser un servidor. Atalanta está representada de pie sobre lo que parece ser un pedestal. Lleva una túnica sin mangas, con una pierna al descubierto que permite ver el calzado, unas botas altas de cazador. Lleva un carcaj sobre el hombro derecho. La cabeza  se halla descubierta y el pelo cae sobre los hombros.

A Meleagro se le representa sobre una forma geométrica con las piernas hacia la derecha. Lleva un manto que le cubre las piernas y el pecho desnudo. La mano izquierda sobre el asiento y con la derecha sostiene el venabulum. Sobre la cabeza lleva una corona vegetal.

Los temas de la orla son escenas de caza en el interior y en el exterior, sobre el fondo negro  y una serie de medallones en cuyo interior se disponen cabezas humanas y felinos.

18En cuanto a los paralelismos que podemos encontrar de este mito de Atalanta y Meleagro, es que es un tema frecuentemente representado en muchas zonas orientales del Imperio. Sin embargo, es el único ejemplo que se conoce en la Península. Si nos fijamos en la orla del mosaico, se pueden hacer comparaciones  con obras de Antioquia y zonas de Siria como nos indican los estudios de Milagros Guardia.

 

BIBLIOGRAFIA:

MILAGROS GUARDIA, Atalanta y Meleagros. Un nuevo mosaico romano-oriental.

http:// museodeburgos.com

LOS TRABAJOS DE HÉRCULES s. III. MOSAICO DE LIRIA. VALENCIA.

doce-trabajos-de-hc3a9rcules

preparado por Victoria.

Este mosaico fue descubierto en 1917 por Francisco Porca en el lugar llamado “La Bombilla”, en la localidad de Liria, en Valencia. Se mantuvo en el mismo lugar durante varios años hasta 1941, fecha en la que fue trasladado al Museo Arqueológico Nacional donde se encuentra en la actualidad.

El mosaico está compuesto de un rectángulo que mide 5,50 m. de largo por 4,50 m. de ancho. y el tamaño de las teselas varía bastante dependiendo el lugar donde vayan situadas. En él se representa al héroe en los Doce Trabajos que según el mito debía superar.

Cronológicamente nos encontramos ante un mosaico datado en el primer tercio del s. III.

El mosaico nos indica, al igual que una gran mayoría de estos pavimentos hispanos, el gusto y el conocimiento del dueño de la casa por los temas mitológicos, donde no sólo se narran hechos o mitos, sino que tiene una lectura más profunda donde se transmiten valores importantes para  para esta cultura romana.

El pavimento, como hemos dicho, narra los Trabajos de Hércules. Representación poco corriente en el Imperio, ya que existen pocos ejemplos de este Hércules Dodecáthlos.

El mosaico se divide en dos partes bien diferenciadas: una con decoración geométrica, con cuadros que se forman con triángulos de color negro y blanco. La otra parte del mosaico, la figurativa, es donde se encuentran representados los Doce Trabajos de Hércules entorno a un motivo central de mayor tamaño  donde se representa al héroe y a Ónfale. El mito nos cuenta como Hércules debió servir como esclavo a la reina de Lidia por la muerte de Ífito. En este episodio, el atuendo de ambos protagonista está cambiado; Ónfale lleva una vestimenta masculina con los atributos propios de la iconografía de Hércules, la clava y la leontela, mientras que el héroe lleva ropajes y atributos femeninos.

En torno a esta escena se sitúan doce recuadros en cuyo interior se narra cada uno de los trabajos del héroe. La disposición de estos recuadros no sigue un orden tradicional como en otras obras similares, pues en este caso sigue una secuencia de izquierda a derecha, empezando por El Estrangulamiento del León de Nemea, La Hidra de Lerna, El Toro de Creta, El Jardín de las Hespérides, Las yeguas de Diomedes, Gerión, La limpieza de los establos de Augias, La captura del Cerbero, El jabalí de Erimantea, El cinturón de Hipólita, La cierva de Cerine y los pájaros de Estinfalia.

Junto a este mosaico, con los Doce Trabajos de Hércules, encontramos dentro de la Península otro con la misma temática, aunque más deteriorado; el de Cártama en Málaga. Otros paralelos a destacar serían, el Sarcofago de Velletri y las pilastras de Leptis Magna como nos indica A. Balil.

BIBLIOGRAFIA:

www.museoprehistoriavalenciana.es – El Mosaico “Los Trabajos de Hércules” hallado en Liria.

 

ARTISTA TRAGICO (s. II a.C.) CÓRDOBA

Procedencia del mosaico es desconocida, pero probablemente es la Plaza de la Corredera en Córdoba. Ha llegado hasta nuestros días y está concertada en el alcázar de Córdoba.

El mosaico tiene los dimensiones relativamente amplios: 1,57 x 1,42 m. EL tamaño de la teselas es variable: hasta 0,5 cm en el resto y el cuerpo del actor y alrededor de 1 cm en el resto del mosaico. Como ya era dicho antes, el tamaño de las teselas es como pixeles de una foto, el pequeño tamaño permite colocar más teselas en un cantinero cuadro, que aumenta la definición de la imagen.

Esta obra demuestra una gran riqueza cromática, con la cual es frecuentemente más difícil alcanzar la claridad de la imagen, que con una paleta amplia de los colores. El color que predomina en este mosaico es el “ocre achocolatado”.  Las teselas en la figura del actor tiene una variedad de colores más amplia. Ahí ya encontramos los matices de rojo, azul, verde, amarillo y las tonalidades rosas y negras en las áreas del rostro, piques de su toga y la mascarilla teatral. El material de todas las teselas es la pasta vítrea.

El mosaico ha llegado no en la mejor condición hasta nuestros tiempos. Pues, la parte inferior de la pierna derecha del actor, hasta su tobillo y todo el ángulo inferior derecho de color blanco, son las partes sometidos la restauración moderna. La mano izquierda y el trozo de la rhabdos o cayado permanecen ser desaparecidos.

El mosaico desde luego falta un gran realismo, sin embargo lo representado es bastante dinámico. El actor trágico está representado en el momento de la actitud, su mascara está colocada sobre su rostro y el cayado echado hace adelante, como lo hacen los ciegos, que también indica a los físicos rasgos del actor mismo. También presentan los decoraciones al fondo, es una tienda o skene, que es un edículo de cuatro pies con tejadillo plano.

El mosaico de artista trágico no es el único mosaico en el mundo antiguo que no representa los personajes míticos, sino reales, pero tampoco es un motivo muy frecuente., por esta razón el mosaico de Cordoba llama mucha interes artístico e histórico. Por ejemplo el mosaico de Dioscúrides de Samos, fechada hacia el año 100 a.C., de la llamada villa de Cicerón. Otro ejemplo es el conjunto de mosaico de la casa de Meandro en Mitilene, de finales del s. III y los mosaico de finales de la Republica Romana. No obstante, sobre todo las escenas teatrales eran muy populares en el mundo de la pintura. por ejemplo como la famosa escena comedianta de Pompeya. La mascara de Córdoba en este sentido sigue el mismo modelo que la escena pompeyana.

BIBLIOGRAFIA

A. García y Bellino, “Los mosaicos romanos de la Plaza de la Corredera en Córdoba”

Blazquez, J. M. Osaicos Romanos De Cordoba, Jaen Y Malaga. Madrid: Instituto Españolde Arqueologia “Rodrigo Caro” Del Consejo Superior De Investigaciones Cientificas, 1981. Web. 3 May 2016.

“Mapa Del Conjunto.” Actor Trágico. N.p., n.d. Web. 06 May 2016.

EL MOSAICO DEL OECUS ss. I-II d.C. DE LA VILLA ROMANA LA OLMEDA

mosaico-de-oecus_villa-romana-de-la-olmeda-palencia

La villa romana la Olmeda  fue descubierta en Saldaña, Palencia, en el año 1968 por D. Javier Cortes Álvarez de Miranda en terrenos de su propiedad.  Excavada y mantenida a su costa durante 12 años, incluido el levantamiento y conservación de los primeros mosaicos y construcción de los primeros edificios protectores y visitas durante estos años.

pc3b3ster-la-olmeda1

La villa, construida en la época del Bajo Imperio , representa un conjunto de habitaciones compuesta por una mansión y un edificio de baños. Este yacimiento arqueológico es una de las más largas colecciones de mosaicos dentro de un edificio privado de la Hispania romana, y por tanto representa un gran valor patrimonial de España. El edificio principal de planta cuadrada flanqueada por dos torres, se dispone en torno a un patio y peristilo al que se abren las distintas dependencias, la mayoría de ellas con pavimentos decorados con mosaicos. El salón principal de unos dimensiones muy grandes, 175 m2 llego a nuestro tiempo en muy buen estado y conserva en su suelo uno de los principales mosaicos del mundo romano — El mosaico del Oecus.

El mosaico está compuesto de doble narración. La escena principal, colocada en el centro del mosaico, cuenta un episodio conocido de Ulises en Skiros.

La leyenda conocida sobre el descubrimiento de Aquiles por Ulises, cuando Aquiles estaba oculto vestido de mujer en la isla de Skiros, en el palacio del rey  Licomedes. En la escena representada en el mosaico, Ulises señala a Aquiles la dirección a Troya y las princesas, hijas del rey, tratan de impedir su marcha sabiendo que morirá en la guerra. En la parte de abajo del mosaico, hay un grupo de mujeres al lado de la puerta del palacio de Skiros intentando sujetar a Aquiles, que vivía con ellas disfrazado de mujer. El caso es que Ulises, general del ejército griego, había recibido a su vez otro oráculo que le decía que si Aquiles no participaba, no podría ganar esa guerra. Hombre taimado, Ulises se disfraza de comerciante y acude a Skiros como vendedor de productos femeninos. Entre la  mercancía lleva algunas armas, y Aquiles no puede reprimirse y empuña el escudo y  blande la espada, despojándose de sus ropas y delatando su condición masculina. Estas temas del transformación entre géneros, disfrazo, androginia interesaban y gustaban mucho a los griegos. Aquiles, una vez desenmascarado, acude a Troya donde lucha junto a Ulises.

La cenefa del mosaico muestra una serie de retratos, más probablemente de los propios dueños de la casa.

mosaico-300x220

En la parte inferior del mosaico se encuentra una escena de cacería, representada con un gran realismo. En Occidente el tema de la caza se introduce en época de los Severos, sin embargo las escenas de caza en la iconografía de mosaicos no se trata de una creación romana, sino vienen desde el Norte de Africa y también desde la pintura helenística. Lo que era la gran innovación romana es la división de la superficie representada en frisos corridos y también en la yuxtaposición de los pequeños paneles. Es decir, que los romanos han transformado los cuadros helenísticos estáticos en una narración de una cacería dinámica. Es más probable que la mayor inspiración del artista de este mosaico ha sido la iconografía helenístico, cuyo  repertorio incluye emblemata con escenas de combates entre animales o cacerías de leones y ciervos. Por otro lado, el cazador a caballo rodeado de arboles en la parte superior-central de este fragmento del mosaico es cogido de la iconografía orientalizante y recuerda a las cazas principescas de Asia.

sepia_2000x1132El soporte del mosaico del Oecus es piedra de diminuto tamaño. que permite acceder a una alta definición de la imagen, y diversos colores: múltiples tonos de rojo, amarillo, verde y ochra.

En este video se enseña el processo detallado de la excavación del mosaico del Oecus.

 

BIBLIOGRAFIA.

Gugurian Ilustrador. “Villa Romana La Olmeda Años 60.” YouTube. YouTube, 2013. Web. 28 Apr. 2016.

“La Villa.” La Villa. N.p., n.d. Web. 28 Apr. 2016. <http://www.villaromanalaolmeda.com/contenido?id=70385ee5-1a03-11de-84a2-fb9baaa14523&gt;.

Monteagudo, Guadalupe López. LA CAZA EN EL MOSAICO ROMANO. ICONOGRAFIA Y SIMBOLISMO. Thesis. CSIC, Madrid, 1991. N.p.: n.p., n.d. Digital.

 

 

MOSAICO DE EURIPIDE s. II d.C. VILLA ROMANA DE ELS MUNTS

Screen Shot 2016-04-26 at 21.24.07

La villa romana Els Munts se sitúa en Tarragona, antiguamente Tarraco, Cataluña. La villa fue construido en el primer siglo d. de C., durante el reinado de Augusto (27 a.C. – 14 d.C) y se derrota más cerca al fin del Imperio Romano (476 d.C).

Es cierto que la villa pertenencia a Caius Valerius Avitus y su esposa Faustina. El dueño de la villa, Caius, era uno de los dos administradores principales (duumviri) de Tarragona, trasladado a medianos del siglo segundo desde Augustóbriga (Muro de Agreda, Soria) por orden del emperador Antonino Pío. La villa sufrió un gran incendio en el siglo III d.C., y aunque continuó siendo habitada hasta el siglo VI d.C., nunca volvió a recuperar su antigua esplendor. La villa era dedicada principalmente para la producción agraria. Sin embargo, las decoraciones de los construcciones de la villa: jardines, termas y habitaciones de la casa en si — son elaborados y bellas. Uno de estas decoraciones murales es el Mosaico de Euterpe, que más probable decoraba una de las salas del prestigio de la casa.

El mosaico representa una criatura de mitología griega, una de las nueve musas, hija de Zeus y Mnemósine — musa de la música Euterpe. Su nombre procede del griego eu (bien) y τέρπ-εω (contentar). El mosaico muestra un busto femenino con aulos, o doble flauta, y penacho de plumas, clásicos atributos de Euterpe. Realizado en técnica opus vermiculatum sobre ladrillo, el mosaico está inserido en una pieza de cerámica que le hace de soporte y al mismo tiempo de marco. El soporte es cuadrangular por los dos lados y conserva restos de pintura en el marco. La factura de esta pieza es técnicamente impecable y de un magnífico arte, quizás atribuible estilísticamente a un taller centro-itálico.

La iconografía de las musas en el arte romana tiene lugar en la producción de bajorrelieves y los sarcófago del siglo III, frecuentemente representado también en musitaría romana, como consecuencia de la filosofía neoplatónica en la cual las musas presiden los banquetes de los filósofos (Plutarco, Banquete 21). Según Plutarco el objetivo de las musas sobre todo es enseñar las costumbres musicales y el dominio sobre las pasiones a través de sus cantos armoniosos, es decir que ellas enseñaba la Mousiké. (Banquete 187e).

En Hispania hay varias representaciones de musas en los mosaicos, sin embargo su numero es considerable en comparición con otras provincias romanas. Aparecen tanto en las villas como en las casas, decorando diferentes espacios de vivencia. Aunque, según Vitruvio, los mosaicos eran creados para ser colocados enlose suelos, no en las paredes, los mosaicos hispanos, tales como de la Euterpe ornamenten las paredes. La iconografía de los mosaicos de las musas tenia tres esquemas compositivos principales:  bustos de musas en compartimientos separados, el mosaico de Euterpe es uno delos ejemplos, musas de pie y musas acompañadas de poetas o sabios

BIBLIOGRAFIA.

HENIG, M. (dir.), El arte romano. Una revisión de las artes visuales del mundo romano. Destino, Barcelona. 1985.

“MNAT – Museu Nacional Arqueològic De Tarragona.” MNAT – Museu Nacional Arqueològic         De Tarragona. N.p., n.d. Web. 27 Apr. 2016.

P, SAN NICOLÁS M., Pedraz. Mosaicos Hispano-romanos Con Representaciones De Musas. Thesis. UNED, 2011. N.p.: n.p., n.d. Digital.

 

MOSAICO DE LA MEDUSA ss. II-III a.C. TARRAGONA

Screen Shot 2016-04-26 at 16.40.18

Mosaico de Medusa ss. II-III d.C. se descubre en terrenos de la Cantera del Puerto el 2 ó 3 de abril de 1845.

“El mosaico estaba encima de una capa de tierra de tres metros de profundidad, hasta la roca […]. La cabeza (de Medusa) …… se hallaba construida  desde su origen dentro de una caja de barro, el mosaico restantes construyó alrededor de este cajón, como un marco alterno de un cuadro. […]”

La variedad de colores y tonos utilizados es muy amplia, merced al tamaño, generalmente, reducido de las teselas. Se cuentan veinticuatro tonos de los colores blancos, marrones, amarillos, verdes, azules negros y grises.

El mosaico de Medusa no es el mejor conservado, falta más de la mitad del dibujo, sin embargo desde la fecha del encuentra hasta el día del hoy no se ha perdido ningún parte más.

En la elaboración de este mosaico se advierten fácilmente manos de dos artesanos, una correspondiente a taller extranjero, plasmada en el emblema de Medusa, cuyo gran carácter artístico sólo puede parangonarse con las mejores pinturas al caballete, y otra reflejada en el resto de la superficie masiva, realizada in situ.

El tamaño de las teselas varia depende de la posición en el mosaico. En la parte superior del mosaico — en la cabeza — las deseas son de o,1 a o,3 cm cuadrados, en el cuadro de Perseo de o,3 a 0,7 cm cuadrados. El tamaño tan pequeño de las teselas permita acceder a una definición del imagen más alta, en este sentido las teselas de un mosaico son como los pixeles de una foto. En las partes laterales del mosaico, donde no se necesita alta definición de la imagen, por ejemplo en el vestido de Andromeda, se encuentran las teselas particulares de 1-1,2 cm cuadrados. Los materiales de las teselas son variables, se encuentran partículas  de mármol, piedra calcárea, pasta vítrea y sigillata. Esta variedad de los materiales se explica por el desarrollo de la provincia hispana gracias a la romanización, la economía había conseguido articular en una gran unidad los territorios originariamente dispersos.

La elección de los temas es bastante cuidado, con teselas regularmente alineadas y bien unidas, lo que indica a los artesanos-expertos. En las partes del vestido de Andromeda y cuadrado de Perseo se ven claramente los retoques y las teselas añadidas: las teselas en estas partes son más grande que el resto del mosaico y se ve sin excesivo miramiento, la curva de la linea en la superior izquierda es más inclinada que en el resto de la obra.

La obra fue encontrada dentro de un contexto doméstico: en la zona debajo del mosaico romano aparecieron algunos fragmentos de estucos, de colores vives y brillantes; pedazos de un pavimento o suelo de un barro compacto y lustroso; incluso alguna teselas blancas que no pertenecieron al mosaico de Medusa, sino a otro mosaico que ya se había perdido y que, probablemente, era más antiguo que el mosaico de Medusa.

La iconografía de este mosaico simboliza la protección de la casa y su habitantes. Medusa y las creadoras miticas de miedo, tiene una función en iconografía de los mosaicos romanos — asustar a los enemigos, alejar mala suerte y problemas. Esta importancia simbólica, sobre todo, está concentrada en la cabeza de Medusa. La ultima tiene una larga historia reflejada en la creación de diferentes tipos iconográficos que comen sus railes en helenismo y acaban en la época romana. El retrato típico helenístico, con una cara redonda, con carnosos nariz y labios, ojos grandes y hundidos — tienen un vinculo con la famosa Medusa Rondanini. A partir del periodo helenístico surge la moda de representar la cabeza en una expresión patética indicando de tres cuartos.  También, la Medusa de Tarragona puede ser confrontada por sus rasgos estilísticos con los clipeos en el foro severiano de Leptis Magna, los cuales cogen sus railes artísticas en la escuela de Afrodisias de Caria.

En los partes laterales habían cuatro cabecitas, aunque nos han llegado solo tres. Sus características  visuales: mirada lánguida, pinzas de crustáceo, limosa barba, puede indicares con la figura de Océanos como el símbolo del mar.

BIBLIOGRAFIA.

HENIG, M. (dir.), El arte romano. Una revisión de las artes visuales del mundo romano. Destino, Barcelona. 1985.

“MNAT – Museu Nacional Arqueològic De Tarragona.” MNAT – Museu Nacional Arqueològic De Tarragona. N.p., n.d. Web. 27 Apr. 2016.

Introducción

¡Hola a todos!

Somos Ana Molina, Victoria Muñoz, Maria Luigia Musone, Paloma Orgaz y Polina Podgoretskaya. Pertenecemos al grupo A de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid.

El objetivo de nuestra investigación y el blog MOSAICOS ROMANOS es estudiar los mosaicos mediterráneos de la peninsula Ibérica, que conservamos en España, considerando su importancia socio-económica y cultural, a travez del amplio análisis de sus técnicas y estilos artísticos, temas, geografía del yacimiento, cronología y relevancia histórica. 

El trabajo va a ser dividido en cinco partes según la geografía del yacimiento de los mosaicos: Tarragona, Segovia, Merida, Cartagena y varias partes de España conjuntos (Toledo, Córdoba, Ecija, Cartama, Huesca). 

Subiremos una serie de posts en los que os informaremos de la ubicación de los restos y una descripción de su contenido, así como un comentario sobre la historia de los mismos. Un amplia mapa, donde se enseñaran todos los mosaicos de nuestro estudio va a facilitar vuestra lectura e aprendizaje.

Baco de oecus.jpg