CONCLUSIÓN

Esperamos que este trabajo de mosaicos os parezca interesante y os induzca a contemplarlos con la mejor atención y disposición que se merecen. Es lo que hemos pretendido al realizarlo, y una vez hecho, os queremos  transmitir algo que nos ha aportado a nosotras mismas, todo aquello que hemos ido percibiendo antes incluso de plantearnos este trabajo; durante la ejecución del mismo, y en su finalización; es una grata sensación de admiración y reconocimiento a los que realizaron este arduo y maravilloso trabajo, que nos ha impactado verlo de cerca y nos quedará para siempre.

Os decimos esto para que cuando los visitéis y tengáis delante, pongáis en valor y buena medida lo que estáis contemplando.

Nos parece maravilloso valorar el mundo de los mosaicos porque no hay suelos mejor adornados por el hombre, que los que contemplamos cuando nos encontramos con algunos de ellos.

Su esencia es meritoria, va dirigido para una finalidad artística, ser admirado  en donde los colocaban, pero también tienen una utilidad práctica que debemos tener en consideración, ¡que se realiza para ser pisado!… Hasta qué punto llegaba entonces el gusto por la decoración y el embelesamiento, que aun sabiendo que se van a pisar, lo elaboraban delicadamente y para que perdurasen, mejorándolos en la calidad de su ejecución con el transcurso de los tiempos. Gracias a ese afán de hacer las cosas bien hechas, teniendo en cuenta que es el suelo el lugar que iban a ocupar, han llegado hasta nuestros días, algunos de un modo impecable.

Muchos se han conservado debido a que sobre ellos se edificaron otras construcciones, o sus enclaves estaban lejos de zonas que podrían favorecer el expolio, las inclemencias climatológicas, etc.  Nos resulta prodigioso encontrar este tipo de reminiscencias de nuestro pasado al alcance de nuestra mano, o de nuestro pie…, en lugares remotos hechos yacimientos, en museos e incluso los ignotos hoy.

Según Plinio y Vitruvio, para instalar los mosaicos, la superficie tenía que tener ser dura, resistente y lavable y se tenía que preparar para elaborarlos(1). Lo primero que se hacía era aplanar el suelo con una capa de mortero, el statumen, que aísla de la humedad; una segunda capa de mortero, con piedras o guijarros, rudus; y la capa tercera de cal, arena y polvo de mármol, nucleus. Encima de todo esto se extendía una lechada de cal muy fina.

Las teselas están elaboradas de diferentes materiales como piedras naturales, pasta vítrea, trozos de barro de vasijas rotas, y de material de lugares cercanos; los colores son sobre todo los tonos ocres, cremas, blancos, etc.

En cuanto a la historia del mosaico, podemos decir que aparecen los primeros en el  siglo IV-III a. C. son griegos, y los realizan con guijarros. Pero, son los romanos los que inventan las teselas.

Primeramente hacían pequeños mosaicos, como cuadros. A partir del siglo II d.C. evolucionan y se hacen mayores y para poderlos admirar mientras rodean cada punto de la estancia.

Los mosaicos se encuentran tanto en un contexto público,  como ejemplo, las termas, con temáticas marinas y mitológicas, Neptuno  y su cortejo, peces, nenúfares, etc.; como en un contexto privado, en ambientes domésticos, como en el caso del Triclinium, en donde tienen forma de ” T” y de “U”, que era el lugar para celebrar los banquetes, y donde se tendían los lecti; en el Cubiculum, en donde se disponían muebles e incómodas camas; también en el  Peristilo y otras zonas de la casa, aquí la temática era agradable, narraciones mitológicas,  temas que atraen a la suerte, o del mundo de la superstición, así protegen a las estancias  con las medusas y otros seres…

A partir del siglo III d. C., el lenguaje cambia,  se pasa de estas escenas a otras más realistas, como son temas de agricultura, escenas de la vida cotidiana de los dueños de la casa, etc.

Y por último pasamos al mundo Tardo Antiguo romano, que aquí las representaciones se hacen de juegos y de espectáculos, circos, caballos y animales de ganado que llevan impresos en la piel las marcas de ganadería. También aparecen representaciones de los dueños de la casa, engalanados, en los mosaicos.

Dicho todo esto, podemos concluir, que el conocimiento de los mosaicos, en nosotras, ha tenido un antes y un después de este trabajo. Esperamos que a vosotros os hayamos podido transmitir algún mínimo reconocimiento hacía los mosaicos, hacia los que los elaboraron y  hacia los que los disfrutaron; a través de estos ejemplos que hemos seleccionado, así como de lo que a nosotras nos ha aportado el haberlo realizado.

 

Nota: (1)Conferencia-Clase magistral sobre Mosaicos Romanos, impartida por Dª Irene Mañas Romero, profesora, especialista en mosaicos. 19 de abril de 2016, en la Facultad de Geografía e Historia, de la Universidad Complutense de Madrid.

 

MOSAICO DE LOS AMORES, en Cástulo (Jaén)

EL MOSAICO DE LOS “AMORES” DE CÁSTULO  

CRONOLOGÍA

La datación del mosaico es del siglo I-II, viene dada por el ánfora de garum representada en el pavimento blanco y negro de xenia (coral) del corredor porticado del peristilo, en uno de ambos los lados menores se construyó una gran fontana, parecen remitir a la profesión del dueño de la casa, por el resto de los elementos de “cocina” figurados que muestra. Parece que era un rico comerciante que, entre otros productos, se podría dedicar a la producción y comercialización del garum., ya que la decoración de este mosaico y el pavimento de una de las habitaciones abiertas al peristilo presidido por la cabeza de Medusa , símbolo profiláctico para la casa, presenta una riqueza que da testimonio de los materiales empleados, en las paredes decoradas con mármoles, los estucos y los pavimentos.

 PAVIMENTO Y ESQUEMA COMPOSITIVO

Mosaico de los AmoresMosaico de los Amores, Cástulo, (Jaén), vista general

El pavimento que cubre esta gran estancia está enmarcado por una orla en blanco y negro de aves y plantas acuáticas. Las aves se muestran en movimiento, unas picoteando, otras levantando una de las patas y sólo dos de ellas vuelven la cabeza hacia atrás rompiendo el ritmo cadencial. La composición geométrica en blanco, negro y ocre -que enmarca el emblema por tres de sus lados y que se extiende ampliamente por el cuarto, uno de los lados cortos-, ostenta una composición geométrica, con bandas de cuadrados rectos y oblicuos rellenos de otras figuras geométricas que proporcionan al conjunto una gran sensación de geometrismo.

El emblema del pavimento está enmarcado por tres orlas diferentes. La exterior está formada por un filete denticulado. Le sigue un sogueado de tres cabos sobre fondo oscuro. La orla más interna está formada curiosamente por un par de filetes denticulados que produce un efecto de “cremallera”.

El esquema compositivo del panel principal del pavimento de Cástulo constituye una variante del llamado “esquema a compás” o “a oculi” formada por un círculo central, semicírculos laterales y cuartos de círculo en los ángulos, tiene su origen en la decoración arquitectónica de las bóvedas. Se documenta desde fecha temprana en la península itálica en diseños b/n de Pompeya, Ostia y Lucera, desde donde irradia a otras zonas del imperio. Pero el foco do producción original de esta composición de “esquema a compás, no se puede determinar.

En Hispania este esquema tiene una extensa cronología que va desde el siglo II al IV d. C., sin distinción de áreas geográficas, tanto en diseños puramente geométricos o florales, como figurados, aunque el modelo de “esquema a compás” se haya extendido por todo el mundo romano, de forma especial en la parte occidental del Imperio, su raíz hay que buscarla en Italia.

En Cástulo emerge como un diseño singular al mostrar dos círculos centrales, y no uno como es habitual, lo que conlleva que el resto del espacio del mosaico se encuentre dividido en seis lunetas, dos en cada uno de los lados largos, manteniéndose una medio-circunferencia en los cortos y aumentando en seis los espacios cuadrangulares, respecto a los cuatro originales, mientras que permanecen intactos los cuatro cuartos de círculo de los ángulos.

TEMÁTICA DECORATIVA

Mosaico de los Amores_Cástulo (Jaen)Mosaico de los Amores, Cástulo, (Jaén), vista parcial

En el emblema de Cástulo todos los espacios van decorados con figuras humanas, de carácter mitológico y simbólico, y animales salvajes, predominando las tonalidades azules.

  1. Los cuartos de círculo de los ángulos van ocupados por los bustos alegóricos de las estaciones, con su iconografía y atributos característicos, realizados con una gran finura y calidad en la línea de las Estaciones de Itálica (CMRE XIII, 2011).
  • La Primavera es una joven con el torso desnudo y manto de color azul que le cae por el hombro izquierdo; gira ligeramente la cabeza, que adorna con corona floral, hacia su derecha, y porta en este lado un ramo de flores rojas.
  • El Verano es otra joven ataviada de la misma forma, con collar al cuello y la cabeza girada hacia su izquierda y adornada con espigas.
  • La alegoría del Otoño, de carácter ambiguo por sus rasgos afeminados en la línea de las representaciones de Baco, está vista de frente, aunque dirige con gran delicadeza su cabeza y su mirada hacia su derecha; su torso desnudo se cubre con la pardalis (concha de tortuga leopardo), que le cae por el hombro izquierdo; se adorna con los típicos racimos de uvas colocados a ambos lados de la cabeza.
  • El busto del Invierno, como un personaje femenino de semblante triste, ataviado con traje drapeado y cubierta con manto sobre la cabeza, en tonos azul y ocre, portando las plantas típicas del invierno, ramas de mijo sobre la cabeza y ramo de olivo en su lado izquierdo; el rostro y la mirada se vuelven levemente hacia su izquierda.

Mosaico de los Amores_desglose_esquina_estacion_PRIMAVERA_Cástulo (Jaen)  Primavera

Mosaico de los Amores_desglose_esquina_estacion_VERANO_Cástulo (Jaen)  Verano

Mosaico de los Amores_desglose_esquina_estacion_OTOÑO1_Cástulo (Jaen)    Otoño

Mosaico de los Amores_desglose_esquina_estacion_INVIERNO_Cástulo (Jaen)  Invierno                                      

Si se observa con detalle, se aprecia que el color de la piel la tiene en cuenta el artista, siendo luminosa y clara en la Primavera, más intensa y oscura en el Verano, más clara en el Otoño y opaca para el Invierno.

También vemos según desde la ubicación desde donde los miremos, la disposición de los bustos variará, así desde los lados menores todos miran hacia adentro, pero si se contemplan desde los lados mayores, todos miran hacia afuera.

  1. Las lunetas o medias circunferencias de los lados mayores se han decorado con cuatro erotes vistos de tres cuartos, dos de frente y dos de espaldas, con la cabeza de perfil y el cabello en tonos castaños; ofreciendo racimos de uvas aquellos a perdices y estos a faisanes. Los amorcillos con cuerpos regordetes y en movimiento, han dejado sus atributos característicos apoyados en el suelo detrás de ellos, el arco y el carcaj con las flechas que disparan impeliendo al amor y a la pasión. Están representados desnudos y provistos de alas, proyectando tres de ellos sombras hacia delante y solo en uno de ellos, el más próximo a la estación del Invierno, éstas se proyectan hacia atrás. Pretenden atrapar a los animales que se disponen a picotear las uvas. Las aves tienen una pata de color naranja y la otra marrón oscuro, como queriendo mostrar la luz en la parte más próxima al espectador, y la sombra al fondo.
  2. En las lunetas de los lados menores se han figurado erotes cazadores, que acaban de atrapar una liebre a la que agarran por las patas traseras. Están representados de tres cuartos, uno de frente y otro de perfil, proyectando las sombras hacia atrás; el arco y el carcaj figuran detrás de ellos apoyados en el suelo.

 Mosaico de los Amores__Desglose_luneta_Cástulo (Jaen) Erote cazador

  1. Los seis espacios cuadrangulares oblongos, generados entre las figuras circulares, van decorados con animales, mamíferos, herbívoros y carnívoros: jabalí, león y caballo en un lado, tigresa, ciervo y leona en el otro, representados a la carrera en un paisaje de montículos.

Mosaico de los Amores__Desglose_luneta_jabalí_Cástulo (Jaen) Jabalí

  1. En uno de los dos círculos centrales se ha representado el Juicio de Paris. La leyenda relata cómo Eris, la diosa de la discordia, encolerizada por no haber sido invitada a la boda de Thetis y Peleo, arrojó entre los dioses una manzana de oro para que se la dieran a la más bella de las tres diosas, Afrodita, Hera y Atenea. Zeus encomendó a Hermes que las condujera al monte Ida para que Paris, hijo de Príamo y Hécuba, fallase el concurso a favor de una de las tres. Hera prometió a Paris darle Asia; Atenea, la victoria en los combates; y Afrodita, el amor de la mujer más bella de la tierra. Paris falló a favor de esta última y, después del juicio, marchó a Esparta en compañía de Eneas, donde se enamoró de Helena, originándose de esta forma la guerra de Troya. La escena de Cástulo eleva a tres el número de representaciones de este episodio mitológico en los mosaicos hispano-romanos, con la particularidad de que en los tres ejemplares: Atenea lleva la cabeza de la Medusa sobre su pectoral, haciendo alusión al trofeo entregado a la diosa por Perseo, tras darle muerte y liberar a Andrómeda de la roca en la que se hallaba encadenada, espiando las palabras proferidas por su madre Cassiopea de ser la más bella de las nereidas.

Afrodita, junto a Hera y Atenea, Hermes con caduceo y Paris sentado en la roca y vestido a la moda oriental, sosteniendo la manzana de oro en su mano derecha.

Mosaico de los Amores__Desglose_circunferencia_Juicio de Paris_Cástulo (Jaen)Juicio de Paris, Mosaico de Cástulo (Jaén)

6        En el otro círculo se ha figurado el mito de Selene y Endimión, en el que se muestra a la diosa, que se ha bajado del carro tirado por dos corceles, descubriendo y aproximándose al bello pastor dormido, un unicum (nueva interpretación) en la musivaria hispano-romana. El relato mítico cuenta los amores de la diosa Luna con el bello pastor, cuya hermosura había despertado una desmedida pasión en la diosa, y el final trágico de la leyenda, cuando Zeus cumple la promesa que había hecho a Endimión, a petición de Selene, de concederle un deseo. El pastor escogió el don de dormirse en un sueño eterno, quedando dormido para siempre y permaneciendo eternamente joven, momento en el que según algunos mitógrafos es descubierto por la diosa que se enamora perdidamente de él (Apolod. Bibl. I 7,5).

Mosaico de los Amores__Desglose_circunferencia_mito de Selene_Cástulo (Jaen)Selene y Endimión, Mosaico de Cástulo (Jaén)

Las escenas figuradas en el mosaico de Cástulo tienen un contenido moralizante en relación con los excesos en el amor y en la ingesta del vino. El amor de Paris por Helena desemboca en la guerra de Troya. La pasión desmedida de Selene por el pastor provoca que el joven quede sumido en un sueño eterno. Las diosas en ambos casos son responsables de hechos negativos, ya que los actos que desencadenan carecen de contención. Y lo mismo los erotes, símbolos del amor, cuyas flechas envenenan de amor a quienes las reciben y que en este caso se utilizan como alegorías del mal uso de los sentimientos y de los deseos no reprimidos. La ofrenda de las uvas a las aves sirve como anzuelo, es una artimaña para atraparlas, pero el señuelo no es cualquier fruto, sino las uvas cuyo zumo, el vino, bebido en exceso trae consecuencias nefastas.

 

NOTA:

¡A la vieja Cástulo, la han puesto al día,… y la podemos llevar en el bolsillo!, con una aplicación para móvil se nos desvelan los descubrimientos de Cástulo.

Una aplicación para iPhone y Android “Cástulo Virtual” permite adentrarse, con todo detalle y realismo, en tres hitos del yacimiento: el Mosaico de los Amores, la Patena de Cristo en Majestad y el edificio público del “área T”.

Si queréis echad un vistazo: http://labitacoradejenri.blogspot.com.es/search/label/Marcelo%20Castro

VIDEOS:

https://www.youtube.com/watch?v=qJGIeDMtueo

El mosaico de los Amores – Fotografía de alta resolución aplicada en Arqueología

http://zajumaj.pl/pobierz/r_vcei0vD8c/el-mosaico-de-los-amores-presentacion-aula-magna-uja/

El Mosaico de los Amores – Presentación Aula Magna UJA

 

 

Bibliografía

López Monteagudo, G., “El mosaico de los “Amores” de Cástulo”, 7 esquinas, Revista del centro de estudios linarenses, Año V, número 6,  (2014), Corpus de Mosaicos romanos de España.

Prensa local:

“Cástulo”, http://www.linaresturismo.es/castulo/

“La aventura de la arqueología en Cástulo”, http://www.ideal.es/jaen/planes/201407/13/aventura-arqueologia-castulo-20140708172407.html

MOSAICO DE VENUS, de Cártama (Málaga)

EL MOSAICO DE VENUS

El Mosaico de Venus, hallado en la población de Cártama (Málaga). Se ha estudiado con detalle la escasa información, documental y gráfica,  existente sobre el momento del hallazgo cuando se estaban realizando obras en una casa particular  y que, gracias a la responsabilidad de su dueño, fueron paralizadas para extraer este valioso mosaico.

Este mosaico del Nacimiento de Venus, descubierto en el yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Cartima (Cártama, Málaga) está fechado en el siglo II d. C. (Balil, 1981). Pero A. Balil, a través de los datos con los que cuenta, propone una fecha severiana, quizá de finales del primer tercio del s. III d. C., tomando como apoyo, las semejanzas que existen entre el tocado de Afrodita y los peinados femeninos que son generalizados a ese modo en esta época. Entonces contamos con una franja entre el siglo II a. C. y finales del primer tercio del siglo III d. C. Aunque no se tiene ningún dato sobre el edificio del que formaba parte, su decoración es sin lugar a dudas de temática marina y esto hace pensar que fuese decoración que formaba parte de una zona termal o relacionada con el agua. Según la interpretación de M. Durán como Venus marina, la relaciona con la protección de la ciudad y la familia, por lo que se situarían en alguna zona pública de una vivienda.

mosaico Venus_Cártama_excavaciónExcavación del Mosaico de Venus de Cártama (Málaga)

En el mundo romano, los mosaicos se emplean como pavimentos de suelos en las casas privadas, en sustitución de las alfombras, y en los edificios públicos, sobre todo en las termas, con una finalidad decorativa y diletante, de acuerdo con el espacio al que van destinadas y con los gustos y las preferencias de quien las demanda. Son indicadores económicos, pero al mismo tiempo sirven de soporte y de medio de transmisión de mensajes que se quieren hacer llegar al espectador ya que, en la mayoría de los casos, es el propietario el que elige los temas en función de su status o de sus intereses económicos, de sus creencias y de sus conocimientos culturales.

La procedencia geológica de las distintas teselas utilizadas en su elaboración, la mayoría de ellas de naturaleza pétrea se han realizado los estudios para conocer las características de su textura y determinar el tipo de los materiales con los que se han fabricado las teselas que conforman el mosaico, se ha utilizado para ellas piedra del entorno y cerámica terra sigillata.

El mosaico está realizado en opus tesellatum, en el centro a modo de emblema central está representado el nacimiento de Venus, con manto, recostada sobre la concha, y bajo ella dos delfines. Esta alegoría queda dentro de un octógono de donde irradian ocho cartelas con diferentes clases de pájaros, y todo enmarcado en un gran cuadrado.

mosaico_Venus_Cártama_lejos

El mosaico cuando se extrajo, se hizo con arreglo a los métodos de la época, y la base era una capa de cemento y presenta alteraciones debidas a la manipulación poco acertada al manipularlo.

TEMÁTICA

Está representada la Venus marina, bien en el momento de su nacimiento, como describe su episodio mitológico de la diosa, bien navegando en su concha como aparece en tres mosaicos hispanos, Cártama (Málaga) fechado a finales del siglo II, en  Itálica de principios del siglo III y en la Quintilla (Murcia) del siglo IV. En el mosaico de Cártama aparece reclinada en la concha, tipo similar al representado en las pinturas y mosaicos parietales del siglo I de Pompeya, aunque en los ejemplares hispanos la concha tiene un mayor protagonismo. Todo ello estaría en relación con el célebre dato de Plauto (Rud. 704) y otros autores posteriores de recalcar que “Venus nació de una concha”, al igual que los delfines bajo la concha, que es el animal asociado a Afrodita marina que sugiere felicidad y bienaventuranza, subrayarían la prosperidad del viaje, destacándose en estos casos hispanos la gran concha en la que navega Venus que algunos autores mencionan como una especie de bajel.

Mosaico Nacimiento de Venus_Cártama (Málaga)

Mosaico del Nacimiento de Venus

En Homero (Il. 5, 370) Afrodita es hija de Zeus y Dione. Sin embargo los poetas riegos, la hacen nacer de la espuma del mar. Su belleza y encantos hicieron surgir numerosas leyendas sobre las relaciones de Venus con dioses u hombres, que sucumbían ante sus atributos.

En Cártama, la diosa del amor se encuentra dentro de la concha, desnuda y rodeada por el manto, estando el cuerpo silueteado. Debajo nadan dos delfines afrontados. La escena parece estar inspirada en el himno homérico de Afrodita (1, 58 ss.). Este mosaico se fecha a finales del siglo II. (por J.M. Blázquez, Mosaicos romanos de Sevilla, Granada y Murcia, págs. 85 y ss.)

Nota:

Tras una restauración realizada por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) para su futura exhibición en el Museo de Málaga, tenemos nuevos datos, del mosaico, que fue hallado en 1956 en la casa número 94 de la calle González Marín de la localidad malagueña de Cártama.

El Museo de la Aduana, de Málaga, prevé su apertura tras el verano próximo 2016,

El mosaico de la época romana, encontrado en Cártama, Nacimiento de Venus, datado en el siglo I, una de las piezas principales de la colección arqueológica.

Proceso de restauración del mosaico de Venus de Cártama:

FUENTE Y FOTOGRAFÍAS: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

http://avvatalayadecartama.blogspot.com.es/2011/12/proceso-de-restauracion-del-mosaico-de.html

 

 

BIBLIOGRAFIA:

Blázquez Martínez, J.M “Mitología de los mosaicos hispano-romanos”, Cátedra, 1993

Tailor, R., Ontivros-Ortega, E., Beltrán-Fortes, J.,  “Estudio Arqueométrico del Mosaico del Nacimiento de Venus de Cartima (Cártama, Málaga)” revista Macla nº 16. junio ‘12 revista de la sociedad española de mineralogía

San Nicolás Pedraz, M. P.,  “Seres mitológicos y figuras alegóricas en los mosaicos romanos de Hispania en relación con el agua”, Espacio, Tiempo y Forma 301 Serie II, Historia Antigua, t. 17-18, 2004-2005

http://www.juntadeandalucia.es/cultura/blog/conocer-para-disfrutar

MOSAICO DE LOS TRABAJOS DE HÉRCULES, de Cártama (Málaga)

LOS TRABAJOS DE HÉRCULES

Es un caso singular el de este mosaico, puesto que es uno de esos que aparte de lo interesante, nos cuenta todo un recorrido y del que no podemos contar ni tan siquiera, con una fotografía que nos  muestre, aun hoy día, con claridad cómo es, salvo que vayamos expresamente al lugar en donde se  encuentra. El original en un lugar, y una fotografía del original, a la mitad de su tamaño, en el otro extremo de la Península de donde fue vivido y encontrado por puro azar.

El sino y las circunstancias que rodean a este mosaico han sido causa de que no sea tan estudiado como citado o reproducido, ya que el único modo para proceder a estudiarlo, través de fotografías, y no con un conocimiento directo.

A comienzos de 1858, un mosaico fue hallado fortuitamente, en una casa de la calle de la Concepción esquina a la del Padre Nevado, en Cártama (Málaga).

En una posterior excavación el Marqués de Casa-Loring, adquirió la pieza y trasladó el mosaico a su Finca de la Concepción que en Málaga poseían los marqueses de Casa-Loring, el 6 de diciembre de 1859.

La cronología en la que data el Doctor Rodríguez de Berlanga que lo estudió y describió minuciosamente, lo sitúa entre los siglos II y III después de Cristo, aun así, define que el mosaico parece obra del siglo III, probablemente tardo-severiana y respecto al mismo cabe aún repetir lo que escribía Berlanga a Heinzen a modo de despedida y conclusión de su carta. “El de Cártama es el mejor de los pocos que se han encontrado en España y puede sostener la comparación con los más apreciados de fuera de la península.”.

Sus dimensiones eran de 2,89 x 6,02 m y se divide en 15 recuadros donde se representan los 12 trabajos que según la mitología realizó el dios Hércules.

Así se narra el hallazgo:

“Cuando hacia el 1859 llegó a noticias de los mencionados Marqueses que en el citado pueblo de Cártama se había encontrado un trozo preciosísimo de mosaico romano al componer la solería de la habitación baja de una casa vieja, cuyo pavimento adquirieron muy luego, lo mandaron descubrir por completo, viendo que representaba los supuestos trabajos de Hércules, y en seguida valiéndose de operarios entendidos en este género de operaciones, lo hicieron levantar con todo esmero en grandes pedazos y trasladar convenientemente empaquetado a su indicada Casa de Campo, donde algún tiempo después, un artista idóneo, expresamente traído de Roma fue restableciendo el mosaico trozo por trozo en el lugar de la finca que se le designó al efecto, rellenando con teselas blancas, recogidas en el mismo sitio del hallazgo, los cuadros que habían sido destruidos al abrir los cimientos del edificio más moderno, en cuya área quedaron comprendidos, en fecha posterior a la reconquista”.

Manuel Rodríguez de Berlanga y Rosado (puede considerarse como el exponente máximo de la historia antigua, arqueología y epigrafía del siglo XIX en España)

Posteriormente se instaló en el templete de la citada finca que constituía el Museo Loringiano. En aquella ocasión fue restaurado. La restauración fue efectuada por Luigi Leonini, cuya firma aparece en el cuadro con Hércules ebrio. Vendida la finca de la Concepción los nuevos propietarios trasladaron el mosaico a Bilbao sin que hasta el presente, me haya sido posible conocer su paradero exacto.

Las primeras noticias sobre el mosaico las publicó Berlanga en 1861 a modo de relación dirigida a Henzen, entonces secretario del Instituto Internazionale di Correspondenza Archeologica. En 1862 Hübner se ocupó del mismo en dos ocasiones. Berlanga volvería a tratar del mismo en su Catálogo del Museo Loringiano. Este trabajo y el segundo de Hübner han sido la fuente principal del conocimiento de este mosaico.

El mosaico apareció bastante destruido. Afortunadamente Berlanga dio, junto a una descripción minuciosa del mosaico, un croquis acotado del mismo, que es el utilizado para el plano que se acompaña.

El pavimento debió formar parte de una habitación de planta cruciforme a juzgar por los dos paneles rectangulares laterales (A y B en el plano) que no se han conservado.

El conjunto figurado media, antes de la restauración, 2.895 m. de ancho x 6,020 m. de altura (siempre según Berlanga). Los distintos paneles están separados por sogueados o cables. La superficie se divide en doce paneles cuadrados, con las representaciones de las hazañas o athloi y dos rectangulares con una superficie equivalente, aproximadamente, a la de tres paneles cuadrados. Todo ello está separado, a excepción de los números 4 y 5, que bien distinguió Berlanga se trataba de dos escenas y no de una sola en dos registros, por el citado cable de teselas azules, negras y verdes.

Vale la pena transcribir, por su precisión y detalle, la descripción de Berlanga sobre tamaño y color de teselas.

 

 

Mosaico_Cártama_trabajos de Hércules_1

“Las teselas que forman el mosaico exterior blanco nácar de Cártama, son mayores y más irregulares que las que constituyen los dos cuadrilongos con grecas negras de los costados, siendo unas y otras de mármol. Pero en las que se nota más regularidad, es en la del cuadrado del centro, que está subdividida en otros quince. Las piezas de éste, que, como las demás, en vez de ser verdaderos hexaedros, tienen todas la forma de prismas rectos cuadrangulares con bastante irregularidad en sus aristas, son de mármol las unas y de vidrio las otras, como sucede en toda obra antigua de este género, en que hay que usar para los matices colores que no los dan las piedras, y se sustituyen con piezas de vidrio construidas al efecto. No todas tienen el mismo tamaño, pues las hay mayores y menores para imitar con mayor exactitud los diversos objetos que representan, y también para conseguir con su tamaño las formas más o menos pronunciadas, más o menos delicadas y ligeras de las personas o de las diversas cosas que quieren retratar al vivo. De modo, que los contornos de la casa están formados con pequeñísimos cubos, mientras la musculatura de los brazos o las piernas lo está por otros mayores. La parte del mosaico de adorno que ocupa el exterior del cuadro general no necesita de explicación alguna fuera de las indicaciones que ha hecho, puesto que es un mosaico común y sin ningún accidente especial. Lo que si exige que me detenga a dar mayores detalles, es el cuadro general de cuyas quince subdivisiones sólo he podido encontrar y salvar hasta diez, y una pequeña parte de otra undécima”

Manuel Rodríguez de Berlanga y Rosado

Desde 1963, año salió definitivamente de la finca camino del cementerio de Getxo (Vizcaya), donde hoy forma parte del suelo del panteón de la familia Echevarría-Echevarrieta, que desde 1911 era propietaria de la hacienda, el mosaico se encuentra allí, en Getxo.

Ningún malagueño volvió a ver la pieza hasta 2001, que a través de gestiones realizadas por D. Manuel Olmedo y D. Ángel Sánchez Blanco se pudo conseguir autorización y el permiso de la familia para fotografiar el mosaico. Esas imágenes han dado lugar a una reproducción de tres metros de alto y 1,5 metros de ancho (la mitad que el original), que ahora se expondrá en la que fue su casa, La Concepción.

Seguir los pasos de este mosaico, supone recorrer la geografía española de sur a norte (de Cártama a Getxo) y viajar en el tiempo desde la época romana hasta el siglo XXI. Es «una pieza arqueológica valiosa y singular» que puede contemplarse de nuevo en Málaga. El Museo Loringiano del Jardín de La Concepción, en Málaga, recupera con una reconstrucción fotográfica el mosaico con la representación de los trabajos de Hércules que adornaba su suelo desde su origen, en 1858.

MITOLOGÍA

El mito de Hércules es el más amplio, extenso y complicado de todos los mitos griegos. En el mosaico de Cártama (Málaga), como señala A. Balil, las escenas no presentan a un héroe en lucha contra sus enemigos, sino y triunfante. Según este autor, el pavimento tiene las mismas escenas que las metopas del templo de Zeus en Olimpia, obra del 468-460 a. C., el sarcófago de Veletri, las pilastras del lado oriental de la basílica severiana de Leptis Magna, y los athloi de Palacio Ducal de Mantua. Hércules vencedor está representado también en Piazza Armerina.

Describe Berlanga acertadamente las escenas de los athloi:

  • La hidra de Lerna
  • El ciervo de Menalo
  • La hidra de Lerna
  • El león de Nemea
  • Hércules
  • El río Alfeo, alusión a los establos de Augias
  • El jardín de las Hespérides
  • Gerión
  • El cancerbero
  • La da como Alceste
  • Hércules y Teseo. Como se verá después no se trata de este tema
  • Hesione (creo más probable que se trate del jabalí de Erimatea)
  • Hipólita

Perdidos:

  • Los caballos de Diomedes. Se colocó en él una inscripción conmemorando la restauración
  • Los pájaros Estinfálidas
  • El toro de Creta
  • El jabalí de Erimante

El centro de la composición está ocupado por un Hércules ebrio, que camina con dificultad apoyado en un joven Sileno sujetando la mano de una bacante. Está colocado de tres cuartos. El paisaje está representado por un árbol abocetado. Delante, camina una bacante. Bajo la figura de hércules se encuentra un dios fluvial, desnudo, sentado sobre rocas, que ha sido interpretado como personificación del rio Alfeo, cuyo curso limpio Heracles, para sanear los establos de Augias; pero podría ser Aquelóo, contra el que luchó Hércules y del que habla Sófocles en las Tarquimias (9ss.). El combate lo describe el coro en los versos 506-527, y está representado en un mosaico de Osuna, hoy desaparecido.

Mosaico_Cártama_trabajos de Hércules_2

Este mosaico malagueño, de comienzos del Siglo III, tiene un paralelo muy cercano en un mosaico de Acholla, lo que es una prueba más del africanismo de muchos mosaicos hispanos. S. Gozlan relaciona estos mosaicos de Cártama y Acholla con la descripción de la decoración de las puertas de bronce del templo gaditano, hecha por Silio Itálico en época Flavia (III, 32ss), que las conocía directamente.

El contexto geográfico del mosaico hispano es sin embargo diferente del pavimento tunecino, que celebra la virtud imperial del héroe, tan querido del emperador Commodo y con el que se identificaba plenamente.

En Cártama la escena se desarrolla en el Hades de los Bienaventurados, copo lo indica la presencia de seres mitológicos ligados a las ideas de ultratumba: Cerbero, Gerión, Aquelóo, el jardín de las Hespérides y el propio Hércules, integrado en el cortejo de Dionisos, como en el mosaico de Torre Palma. L idea de victoria va unida aquí a victoria sobre la muerte.

S.Gozlan propone un origen hispano, más que africano ara estos pavimentos, por la vinculación de Heracles a la Bética y el robo de los rebaños de Gerión. Sin embargo, llama la atención el hecho de que, a pesar de la importancia del culto del Heracles gaditano tan solo haya aparecido, hasta el momento, un mosaico con los trabajos de Hércules en el Mediodía Peninsular

Mosaico_Cártama_trabajos de Hércules_3

Desgraciadamente los deseos de Berlanga sobre la permanencia del mosaico en Málaga”en una colina pintoresca, donde va a levantarse un edificio con todo el carácter de un templo de la antiguedad romana… Muy pronto alrededor de esa colina donde se asienta el mosaico, se verán colocados preciosos restos… y cuando algún celoso investigador de los monumentos históricos de nuestra antigua cultura visite aquellos lugares, no podrá menos de imaginarse que bajo el pórtico del templo… se levanta el genio del arte clásico queriendo borrar las huellas destructoras del tiempo” no llegaron a tener continuidad…

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Blázquez Martínez, J.M “Mitología de los mosaicos hispano-romanos”, Cátedra, 1993

Balil, A., “Mosaico con representación de los trabajos de Hércules hallado en Cártama”, Revista Jábega, nº20

MOSAICOS DE VILLA MATERNO, en Carranque (Toledo)

MOSAICOS DE CARRANQUE.    Villa de Materno.

CRONOLOGÍA

El 23 de julio de 1983, Samuel López Iglesias, un joven agricultor de 18 años, mientras cavaba para sembrar, se encontró con unas piezas de mosaico. Hizo lo correcto, dio avisó del hallazgo al Museo de Santa Cruz de Toledo, esta decisión fue la que evitó que se hayan producido expolios en el lugar.

Al año siguiente, 1984, empezaron las excavaciones confirmando que se trataba de una villa romana con más de mil setecientos años de antigüedad. Desde entonces se han llevado a cabo excavaciones cuyos resultados dejaron al descubierto una villa romana del período bajo-imperial que data del siglo IV d. C., con vestigios de un primer edificio cuya cronología se remonta al siglo I d. C.

El complejo arqueológico de Carranque se ha relacionado directamente con el emperador Teodosio I el Grande, gracias a los restos registrados de una pata de mesa, encontrada también en el yacimiento, de pórfido rojo, material procedente de Egipto, que eran solo de uso exclusivo del emperador.

Otro dato que nos sitúa en fecha es la cartela del mosaico del cubiculum o dormitorio principal de la villa, donde aparece el nombre de Materno (figura 1), este hallazgo así como el material citado (posible regalo del emperador), permiten inferir que el dueño de la villa era Materno Cinegio, pariente y colaborador del emperador.

Materne

Mosaico del cubiculum

Mosaico del cubiculum, con una inscripción así parece indicarlo:
“EX OFFICINA MAS…..NI PINCIT HIRINIUS UTERE FELIX MATERNE HUNC CUBICULUM”,

(del taller de Mas…..ni, lo pintó Higinio, usa felizmente Materno este cubículo). Así lo deja firmado el autor, aunque no es habitual. De aquí se concluye que el nombre del dueño de la villa tenía como nombre Materno. También aparece el nombre del artista, algo que no suele ser habitual hacer, que un tal Higinio realizó el mosaico.

UBICACIÓN Y TEMÁTICA DE LOS MOSAICOS.

Plano_DSC5396

18047264261_d0776b2865_c

Encontramos mosaicos prácticamente en toda la Casa de Materno.

La villa de Materno fue el primer edificio descubierto, es una villa suntuosa de ambiente residencial. La fachada principal estaba flanqueada por dos torreones y protegida por un porche sustentado por arcos; la puerta daba acceso a un vestíbulo de planta cuadrada pavimentado con un mosaico circular, en cuyo centro, hoy perdido, debía de estar colocada una representación de Medusa, protectora de la casa. Desde esta habitación se accedía al pasillo del peristilo, todo él con mosaicos geométricos. A ambos lados del vestíbulo se disponen sendas habitaciones rectangulares; la de la derecha, cubierta con un suelo de opus signinum,  daba acceso OTRA HABITACIÓN, en donde se ubican los grupos de Píramo y Tisbe, Amymone y Poseidón con Eros, Hylas y las ninfas y el baño de Diana, aparecen situados alrededor de un busto de Afrodita en DICHA habitación identificada en una inscripción como cubiculum. Estos son mosaicos que tratan mitos de temas amorosos,  las representaciones de esta temática vienen subrayados además por su ubicación, casi siempre situados en contextos domésticos y limitados a las zonas de naturaleza “privada”, dentro de la casa y no en las llamadas “salas de representación”.

MOSAICO DE LA METAMORFÓSIS, EN EL CUBICULUM

A este mosaico se le identifica con el nombre de La Metamorfosis, y está decorado con bustos de dioses y representaciones mitológicas, en el centro y en torno a ella:

  • Afrodita
  • En las cuatro esquinas: Artemis, Atenea y Hércules.
  • En los cuatro lados hay cuatro lunetas que representan cuatro escenas mitológicas de amor:

-El rapto de Hylas -Tisbe y Píramo,    -El rapto de Amimone     -El baño de Diana

01

Mosaico de La Metamorfosis, en el cubiculum

  • MOSAICO DE AFRODITA

En torno a un medallón circular, con una mujer ricamente ataviada con nimbo y corona, Afrodita, en el centro del círculo, vestida, con la cabeza enmarcada con un nimbus y coronada de flores y hojas.

domus

Mosaico de Afrodita

  • En la cuatro esquinas hay MOSAICOS de bustos fácilmente reconocibles, de dioses y héroes de la mitología grecorromana, que representan a: ATENEA con chitón, casco, y lanza; a HÉRCULES barbudo, calvo y con clava ; y a ARTEMIS con nimbus y carcaj, habiéndose perdido la cuarta figura.

IMG_8807  IMG_8808 IMG_8809

En los cuatro lados hay cuatro lunetas que representan cuatro escenas mitológicas de amor:

  • MOSAICO DEL RAPTO HYLAS: La escena muestra el rapto de Hilas por las ninfas. En el centro Hilas es arrastrado por dos ninfas al fondo de las aguas, mientras una tercera observa la acción.
06-1

El rapto de Hylas

 

  • MOSAICO DE PÍRAMO Y TISBE: Eran dos babilonios que estaban enamorados, pero cuyas familias estaban enfrentadas o enemistadas había un problema que sus familias no se podían ver. Se citaron una noche, Tisbe llegó la primera, una leona se acercó a beber en un manantial, después de haber devorado a un buey. Tisbe al ver la leona con las fauces ensangrentadas se alarmó y huyó, perdiendo el velo, la leona se acercó a olerlo. Píramo llegó en ese instante, pensando que la sangre era de Tisbe que la había devorado, se clavó su espada junto a la morera, que se tiño de rojo sus frutos, y también el suelo. Tisbe apareció más tarde y al ver a su amado junto al velo, supo lo que había pasado.  Ella decidió también clavarse la espada.

14647511045_fc392eb8df_b

Píramo y Tisbe

  • MOSAICO DEL RAPTO DE AMIMONE, (hija del rey de la isla de Argos) Poseidón que se ha metamorfoseado en caballo, montado por Eros, para poseer a la ninfa Amymone que aparece semidesnuda y apoyada en un ánfora. Un árbol representa el paisaje.
images

El rapto de Amymone

  • MOSAICO DE EL BAÑO DE DIANA: escena en la que aparece la diosa Diana peinada por una ninfa, mientras otra vierte agua con un ánfora. Otra ninfa señala una figura masculina, Acteón, al que le crecen unas astas en la cabeza, como castigo de la diosa por su atrevimiento al espiarla durante su baño.

“En esta comarca consagrada a Diana había un remanso entre las rocas y las flores, maravillosa obra de la Naturaleza. La fuente de agua más pura sonaba entre dos riberas cubiertas de césped. La diosa de los bosques, fatigada por la caza, venía a bañarse frecuentemente aquí. Un día llegó Diana para bañarse con sus ninfas. Entregó su arco, flechas y carcaj, mientras una ninfa le ayuda a desnudarse. Crocale le anuda el pelo que le cuelga por el pecho y la espalda. Otras, Nifele, Hyale, Phanis, Psecas y Phile derraman por su hermosa cabeza vasos de perfume.

Acteón, interrumpiendo su cabeza, se dirigió a aquel lugar llevado por un destino cruel. Al verle llegar, las ninfas, gritando, rodearon a la diosa, que al ser más alta, se dejaba todavía ver. Diana, al verse sorprendida por un hombre desnuda en su baño, se sonroja. Al no tener sus armas, arroja agua al rostro de Acteón y le presagia: “Intenta, si puedes, decir que has visto a Diana desnuda.” En ese instante, empezaron a crecerle en la frente unos cuernos de ciervo; su cuello y su cabeza se alargaron y sus manos se transformaron en patas.”

(Ovidio, Metamorfosis, L. IV, 2)

14624527186_b2a86f2521_b

El baño de Diana

MOSAICO DE LA MUERTE DE ADONIS, EN EL TRICLINIUM

Es en el triclinium, espacio reservado para las recepciones públicas, donde se celebraban banquetes. En esta sala es donde encontramos un mosaico figurado excepcional en el centro, con una escena de caza, la muerte de Adonis, y está rodeado de adornos vegetales. Nos describe la muerte de Adonis; Marte, el dios de la guerra, celoso del gran amor entre Adonis y  la diosa Venus, le envía la muerte en forma de jabalí,  la lanza rota podría simbolizar su muerte, cuya sangre se transforma en flor de anémona. La parte inferior, la terrenal, está poblada por la fauna de la zona, como liebres y perdices, y por dos perros, que curiosamente tienen sus nombres escritos: Titurus y Leander

baraka_arqueologos_parque_arqueologico_carranque_31

Mosaico de La muerte de Adonis en el Triclinium

MOSAICO DE BRISEIDA Y AQUILES, EN EL OECUS.

En otra sala al fondo de la casa rodeando el peristilo, nos encontramos con el oecus, magnifica sala de recepciones en la que todo el pavimento es de mosaico, como en la gran mayoría de la casa. En este mosaico de temática figurada e inspirado en la Ilíada  Briseida y Aquiles, representa un tema figurado, inspirado en la Ilíada, representa el momento de  la devolución de la cautiva Briseida a Aquiles por parte de Ulises. En él se muestra a Briseida con velo, en pie y a la izquierda. En el centro a Ulises, muy deteriorado, con túnica corta y una espada en la mano; en el centro y a la derecha del cuadro a Aquiles desnudo, sentado junto a su escudo.

mosaico_oecus_carranque

Mosaico de Aquiles y Briseida en el oecus

66-1-201x300Detalle de Briseida

 

68-1-201x300

Detalle de Aquiles

 

MOSAICO DE OCÉANO

Desde el peristilo ampliado por un ábside a modo de fuente, en frente del oecus,  se encuentra el mosaico de Océano, rodeado de flora y fauna. Él aparece con unas antenas y pinzas de cangrejo en la parte superior de la cabeza, acompañado de animales marinos, reales e imaginarios, barbos, delfines, moluscos y una pantera marina, etc. El suelo está inclinado y tiene un desagüe, así cuando tenía agua, Océano aparecía en su medio natural, parecía que el agua manaba de su barba ya que está elaborada con teselas pequeñas y minuciosamente colocadas y daba la sensación de que la barba parecían olas al moverse el agua que fluía hacía al desagüe. Así Océano quedaba realzado por el elemento que gobernaba.

Mosaico_Oceano_carranque_3

Mosaico de Océano

Mosaico_Océano_Carranque_1

Detalle de Océano

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Mañas Romero, I., “El pavimento musivo como elemento en la construcción el espacio doméstico”, An Murcia, 23-24, 2007-2008, pág. 89 -117.

Blazquez Martínez, J.M., López Monteagudo, G., Neira Jiménez M. L., San Nicolás, M. PPp.,  “Mitología de los mosaicos hispano-romanos”, Cátedra, 1993

Blázquez Martínez, J.M., “Mosaicos romanos de la real academia de la historia: Cuidad Real, Toledo, Madrid, Cuenca, Corpus de Mosaicos de España. Fascículo V”, 1982

Domínguez Fernández, E.G., Tovar Esquivel, E., “De la villa romana de Carranque al Palacio de Gobierno de Nuevo León. Trazando memorias de una ilusión óptica: el opus scutulatum. Su origen mediterráneo”.

Mañas Romero, I., “El mosaico italicense de Hylas”, ROMULA 3, 2004, 103 – 124. Web 22 Apr. 2016

MOSAICO DE FUENTE ÁLAMO, de Puente Genil (Córdoba)

 

HISTORIA, HALLAZGO, VALOR PATRIMONIAL Y CRONOLOGÍA

La villa romana de Fuente Álamo, situada en Puente Genil (Córdoba), es un sitio arqueológico con una ocupación humana ininterrumpida a lo largo de más de mil años. Constituye un enclave único e irrepetible. Los restos más antiguos que se han encontrado datan de época julio-claudia, momento del primer asentamiento romano constituido por un balneario,  asociado al Arroyo de Fuente Álamo, (actualmente en el término municipal de Puente Genil, provincia de Córdoba), que en su época llevaba un caudal continuo de agua, (por situar este arroyo, es un afluente del Singilis (Genil), y este a su vez del Betis (Guadalquivir).

Los restos arqueológicos han sido conocidos desde siempre por los lugareños, y en 1982, fue hecha la primera excavación, gracias a la alarma que trasmitió el director del Museo Local de Puente Genil, d. Francisco Esojo, que informó de una excavación clandestina a la que el mosaico estaba siendo sometido. También todo fue gracias a la colaboración altruista de la propietaria de la finca Dña. Margarita Cosano Pérez, que autorizó y animó para llevar a cabo la excavación en su finca. Este gesto ha hecho incrementar un patrimonio que pertenece a toda la humanidad.

Fue L.A. López Palomo, el primero en señalar la importancia del lugar. Una serie de edificaciones, algunos pavimentos de opus signinum y varios de opus tessellatum se diseminan sobre una superficie aproximada de media ha.

El conjunto arqueológico se llama Villa Romana, antes de ser una villa, en una fase fue un balneario que tuvo un periodo de auge en el siglo I y hasta mediados del siglo II, que experimenta un periodo de abandono, seguramente porque fue saqueado, o se arruino la zona, o fue invadido por alguna de las crecidas del Arroyo Fuente Álamo, que cuando se desborda sería peligroso, y posiblemente por esta razón se abandonó.

Hacia finales del siglo II o primera mitad del siglo III, se construye una villa privada, que es donde está la pars urbana, y también una parte para los almacenes de grano, la pars rústica. Este fue uno de los muchos establecimientos rurales que señorean todo el campo de la Bética en la Hispania. El propietario tuvo que ser una persona relevante, y nos ha dejado constancia por los restos que se contemplan en el yacimiento, tanto del buen gusto, como el  importante poder adquisitivo del mismo, teniendo en cuenta la cantidad de habitaciones, todas pavimentadas con mosaicos, no hay duda que se trataba de una familia significativa.

Al contar esta residencia con un mitreo, nos puede revelar la probabilidad de que su propietario fuese un cargo militar importante, puesto que todos los mitreos encontrados y pertenecientes a los países del Imperio Romano están relacionados muy de cerca siempre con los cuarteles e instalaciones militares.

1_Mosaico_2_Fuente Álamo_vista parcial de la pars urbana   1_Mosaico_1_Fuente Álamo_geométrico                 Vista parcial de la pars urbana                                         Habitación de la villa

Es un lugar que merece ponerse en valor y excavarlo en su totalidad por los datos que se desprenden de lo encontrado, de la parte lujosa y hermosa de Villa Romana, con pavimentos de mosaicos, y también la parte meno noble, todo en conjunto nos aporta la comprensión de lo que pudo ser la vida en zona rural, en los siglos III, IV y V, contando también con unos depósitos de grano únicos en Hispania.

MOSAICO NILÓTICO

Es el único lugar de Hispania romana que conserva un templo dedicado a Mitra, deidad persa que Roma adoptó como propia. Tiene un mosaico nilótico, que el original está en el Museo Arqueológico de Córdoba, en el yacimiento lo que hay es una copia que lo reproduce para evitar saqueos, que pavimentaba un edificio de cuatro exedras,  (tetraconque), que constituye un UNICUM  en la Bética, y representa una escenografía de la que no tenemos ningún ejemplo en todo el mundo romano con estas características.

Este mosaico nilótico es de relevancia y ha trascendido al público, así como a la comunidad científica que lo considera como una pieza excepcional. Se organiza en forma de un cuadrado de 3 x 3 m. al que se le adosaban cuatro exedras, absidiolos semicirculares de los que sólo se conservan dos y parte de un tercero. El esquema que reproducía la planta del edificio tetraconque es el único que se ha documentado en la provincia Bética.

El mosaico con pavimento de opus tessellatum. Está realizado con teselas de caliza local de 1,4 x 2 cm. de lado en el fondo, y de 1,2 x 0,5 cm. en figuras e inscripciones.

Se representan escenas de lucha entre pigmeos y grullas, ibis o grullas enfrentadas, un cocodrilo y el río Nilo, como dios, un hipopótamo. También tiene inscripciones asociadas a los personajes representados. Los motivos que lo componen son:

En el cuadro del centro se representan elementos nilóticos, setos son, dos ibis o grullas enfrentadas, un cocodrilo y representación del río Nilo, como dios, recostado sobre un hipopótamo.

1_Mosaico_3_Fuente Álamo_nilótico Mosaico Nilótico, cuadro central

El primer ábside tiene decoración delimitada por un doble filete de teselas negras. Representa siguiendo el orden de izquierda a derecha a: un pigmeo atacado por una grulla, otro que corre a ayudarlo y una figura femenina. Con inscripciones correspondientes a las frases que pronuncian los personajes.

El segundo ábside, representa a tres pigmeos entre dos palmeras moviendo una grulla muerta. Lleva inscripciones relativas a la escena que se desarrolla.

En el tercer ábside: se conserva solamente parte de una inscripción en la esquina derecha.
Vemos que en los ábsides se han representado escenas de la “geranomaquia” o lucha entre los pigmeos y las grullas.

1_Mosaico_1_2Fuente Álamo_nilótico

                                                               Mosaico Nilótico

1_Mosaico_2_Fuente Álamo_nilótico   1_Mosaico_4_Fuente Álamo_nilótico

                                                  Mosaico Nilótico, ábsides

 MOSAICO FIGURATIVO DE LAS TRES GRACIAS

El estado de conservación que presenta es magnífico y es excepcional por sus dimensiones (2,75 m x 5,14 m aprox.), por su antigüedad, por la narración mitológica que contiene y por su valor artístico.

Hay otro pavimento de gran interés iconográfico. El pavimento es de forma rectangular. Un filete dentado enmarca todo el cuadrado. Que aparece bordeado por una greca decorada con círculos imbricados que determinan rosetas de cuatro pétalos con cruces en su interior. El campo musivo está dividido en tres recuadros o paneles, enmarcados por una trenza de cuatro cables en rojo, amarillo, blanco y negro. Los paneles muestran escenas mitológicas, predominando los tonos ocres y sienas sobre fondo claro.

1_Mosaico_1_Fuente Álamo_las tres gracias

                                                         Mosaico de las Tres Gracias

Comenzando por la izquierda, el primer panel representa a Pegaso acompañado de una sola ninfa. Pegaso está figurado de perfil, con la pata izquierda delantera ligeramente flexionada, la cola carece de crin y las alas están con la punta hacia abajo. La ninfa está totalmente desnuda de frente. La cabeza adornada con una corona floral. Ofrece a Pegaso una cesta con frutos. No se inserta ninguna tradición iconográfica, sino que trata de ser una escena única, que quizás era el modo de representar los mitos en época tardía.

En el panel central, es una escena se han representado las Tres Gracias, de izquierda a derecha Áglae, Eufrosine y Talía, que simbolizan las cualidades de la belleza, el hechizo y la alegría respectivamente. Están representadas completamente desnudas. La Gracia central aparece de espaldas con la cabeza vuelta hacia la derecha y las manos apoyadas en las manos de sus compañeras y el cabello adornado el cabello con una diadema o corona de flores y recogido con un moño somero y desafortunadamente representado. Las Gracias laterales, sostienen un paño con las manos externas del dibujo y las piernas levemente flexionadas. Llevan el cabello recogido en un moño alto.

En el tercer panel, se ha representado un sátiro y una ninfa. El sátiro esta caso de frente, con las piernas de perfil. Va vestido con pardalis, lleva pedum en la mano derecha y un cestillo en la izquierda. Y corre persiguiendo a una ninfa o ménade. Ella está desnuda, de frente y vuelta al sátiro corriendo también. Lleva un velo arqueado sobre la cabeza. El cabello recogido con un moño alto, unos trazos horizontales bajo los pies indican el suelo o agua.

MOSAICO DEL OECUS 

 

El oecus es una gran habitación semicircular y estaba reservada para importantes actos sociales,  para las reuniones y los banquetes, muestra dos zonas a diferentes niveles de altura, la cabecera de la habitación situada en el nivel superior y en la cual se supone se veneraba alguna estatua de valor religioso, esta pavimentada con un mosaico en forma de abanico rodeado con una orla de motivos geométricos y vegetales. Es también un unicum.

La habitación contigua  se encuentra en el nivel inferior, en donde se muestra un mosaico muy interesante, enmarcado con una orla de motivos geométricos y una cruz gamada; este mosaico se divide en dos partes, con representación mitológica referente a dos momentos la vida de Baco. (en la mitología Griega es Dionisos).

LA  CONQUISTA DE LA INDIA, es la primera imagen, la cercana a la entrada, representa la lucha violenta de Dionisos y las ménades) batallando contra los indios, con piel oscura, representando la conquista de la india que realizo Baco cuando alcanzo la mayoría de edad.

1_Mosaico_1_Fuente Álamo_4_oecus_BacoMosaico oecus;

                     Arriba:          Entrada Triunfal de Baco acompañado de Ariadna

                     Abajo:           La Conquista de la India 

 LA  ENTRADA TRIUNFAL DE BACO ACOMPAÑADO DE ARIADNA La segunda imagenmuestra el cortejo triunfal de Dionisos, contemplamos a la izquierda un carro de batalla tirado por dos tigres y conducido por Dionisos, al que le sigue su esposa Ariadna y encabezando el cortejo vemos a Sileno montado en un asno y portando un odre (seguramente conteniendo vino), Sileno fue el maestro de Dionisos y siempre le acompaño en todas sus expediciones, además se encuentra acompañado por los sátiros.

1_Mosaico_6_Fuente Álamo_propietario de la villa con su familia Detalle oecus: el propietario de la villa con su familia

En ambas escenas aparece el dios Baco mostrando sus típicos atributos, los pámpanos de la vid adornando su cabeza, remarcándonos de nuevo que esta residencia pertenecía a una familia de las capas más altas de la sociedad, ya que todas las lujosas Villas rurales con contenido báquico en sus mosaicos pertenecían a un elevado estatus social.

1_Mosaico_1_Fuente Álamo_escenas de Baco

Vista general del oecus

 

EL MITREO 

Otra estancia muy interesante que destacar, es la única que se encuentra sin ventanas permaneciendo siempre oscura, con hornacinas y un altar, se le denomina Mitreo, siendo este un pequeño templo romano en el que se le ofrecía culto a Mitra que era el dios de origen iraní, que hizo mucho impacto en Roma, sobretodo en el estamento militar,  y de los cuales en Hispania solo hay cuatro,  en mal estado de conservación, el único Mitreo que está bien conservado en su integridad es este. Sin embargo no encontramos la imagen que ese adoraba aquí, el dios Mitra, porque fue saqueada igual que toda la estatuaria del yacimiento.

Estos templos que aun teniendo origen Persa fueron adoptados por los Romanos, inicialmente se realizaban en cuevas no muy grandes, y más tarde en construcciones de tamaño reducido y sin ventanas, para imitar la oscuridad de las cuevas.

1_Mosaico_2_Fuente Álamo_mitreoMitreo de Fuente Álamo

El Mitreo está dividido en tres espacios a diferente altura, dos más altos a derecha e izquierda y uno central más bajo, con un santuario en su cabecera, en el que es expondría al dios Mitra que era representado normalmente por un hombre joven y fuerte portando dos atributos, un gorro frigio, símbolo de libertad, y un puñal en la mano derecha con el que le da muerte a un toro, del que mana sangre y que le da la vida eterna al todo aquel que la bebe.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Blázquez Martínez, J.M., “Mosaicos romanos de España”, Cátedra, 1993

Vargas Vázquez, S., “Pavimentos musivos del yacimiento romano de Fuente Álamo (Puente Genil, Córdoba): los mosaicos” ROMVLA 12-13, 2013-2014, págs. 349-378 ISSN: 1695-4076 Revista del Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla

Caballer González, M.J., “Un tebeo de la antigüedad: una nueva interpretación del texto latino del mosaico de Fuente Álamo, Puente Genil (Córdoba)”, Faventia 23/2, 2001 111-127

López Palomo, L.A., “Balneum y villa. La secuencia romana de Fuente Álamo (Puente Genil, Córdoba), ROMVLA 12-13, 2013-2014, págs. 295-348, Revista del Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla

Gómez Pallarés, J., (a propósito de Daviault, A., Lancha, J., López Palomo, J.A.), “Sobre un mosaico con inscripciones en Puente Genil (Córdoba), MYRTIA, Revista de Filología Clásica de la Universidad de Murcia, 4, 105-116, 1989.

Mosaicos de Alcalá de Henares.

La conocida Alcalá de Henares fue en época romana una de las urbes más significativas de la peninsula sobretodo debido a su posición: la antigua Complutum, fundada en el siglo I a.C.  en las cercanías de los ríos Henares y Torote, estaba situada en el camino de Emerita Augusta (Mérida) y Caesaraugusta (Zaragoza).

Casa de Hippolytus

yacim_7839-casa20de20hippolytus-20mosaico20de20los2020peces

En la periferia de Complutum, se encuentra la Casa de Hippolytus que se piensa ser collegium iuvenum donde los jóvenes pertenecientes a familias acomodadas de la ciudad se formaban. El edificio, que data de la segunda mitad del siglo I,  vió un desarrollo a finales del siglo III o principios del IV hasta convertise en el siglo V en una necrópolis relacionada con el culto cristiano.

La Casa de Hippolytus  estaba formada por varias  estancias:  un patio central, el jardín y una sala dedicada a Diana.

Sin embargo, el mosaico del patio  compuesto por una serie de escenas geométricas que rodean y enmarcan un emblema con una escena de pesca destaca por muchas razones. En primer lugar, el emblema no es central, sino que se sitúa en la esquina justo en frente a la puerta que da acceso a la piscina de agua fría. Se representa  una escena de pesca, en la cual tres erotes  recogen sus redes desde su barco rodeados de un total de veintidós animales diferentes (  Pulpo, Langosta, erizo de mar, delfín), todos con los ojos formados de una simple tesela blanca con un punto negro.  Los colores  varían del rojo oscuro, del blanco del mar  al el color crema que sirve de fondo al resto del Mosaico y a los azules y los verdes de las olas.   Los tres personajes están dibujados con esquemática sencillez  ya que la boca y la nariz se resuelven con dos líneas negras horizontales. Debido a la diferente confección, materiales empleados y temas representados, se piensa que el emblema está ejecutado por por dos grupos de artesanos  : uno que realizó el campo geométrico y otro de formación norteafricana encargado de la confección del emblema. El tema del emblema, de hecho, apareció antes en África Proconsular en el siglo II d. C  y luego se reprodució en la Hispania romana en el siglo III d.C.

En el lado norte del emblema se encuentra la inscripción en que se lee «Hipólito, que pertenece a los Anios, ha teselado este mosaico ».Por lo tanto, se supone que Hippolytus fue un maestro del Norte de África encargado de la ejecución del mosaico por la familia de los Anios.

Casa de Baco

Próxima al decumano máximo se encontraba la casa de Baco, una característica domus urbana que destaca por una serie de mosaicos como  el de Cupidos, el de los Coperos y el de Baco que por su iconografía estaban  perfectamente adaptados a cada uno de los ambientes domésticos.

El mosaico de Cupidos pavimentaba el oecus con el  emblema situado en el centro (esquema muy habitual en la musivaria de Complutum) y rodeado por un cable de doble cuerda. Cortadas por la misma, se ven las alas de un un erote en actitud estante y otro de pié.

El Mosaico de los Coperos  pavimentaba un pasillo de 6,49 x 2,43 m. y  tenía por lo tanto una estancia alargada. Está formado por  un panel enmarcado en una línea de teselas negras donde se representan seis coperos con pelo rojo y negro llevando una una túnica amarilla.

baco_1

El mosaico más celebre es sin duda alguna el que da el nombre a toda la vivienda: el mosaico de Baco que se encontraba en la sala pricipal del triclinium, hoy conservado en el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, situado en Alcalá  de Henares. La representación del mosaico se  resuelve a manera de tríptico. Quien sobresale es por supuesto Baco que , ocupando la parte central del mosaico, lleva una gran corona con unos racimos y hojas de vid en tonalidades grises y amarillas y unas cintas que caen, unas sobre la túnica y otras sobre su hombro. Detrás de él, en segundo plano, se representan varios personajes de su séquito, o sea  un sátiro, un sileno y una ménade.  La fisonomía del satiro  se parece a la de Baco ya que una diadema de hojas de hiedra con unas cintas.

Desde el punto de vista compositivo cabe destacar dos aspectos. Las sombras que rodean las figuras tienen el objetivo de enlazar la composición y de referenciarlas respecto al suelo. Además, las inclinaciones del dibujo se justifica por la perspectiva al estar colocados en el suelo.

Al lado del panel central el mosaico presenta  dos paneles laterales con dos escenas similares: dos panteras de perfil  que apoyan las patas sobre una crátera.

Bajo el  tríptico y ocupando toda su longitud, el panel que es el que se encuentra en peores condiciones de conservación representa una escena de vendimia. Se representan cinco vendimiadores, algunos llevando fruta y otros prisando la uva en el centro.

A la izquierda de este panel se conserva en la actualidad otro célebre mosaico: el de los Cuatro Estaciones. Este se divide en cuatro paneles en que vienen representadas cuatro  figuras,   alegorías de las cuatro estaciones del año, rodeadas con una decoración geométrica. En los dos cuadros de arriba dos figuras femeninan representan  el verano y la primavera: la primera llevando cuatro espigas en la cabeza, la segunda lleva un vestido Amarillo oscuro y lleva flores en su pelo. Por el contrario, en los paneles de abajo, el otoño y el invierno se le representan con ragos masculinos: el primero vestido con una piel de leopard y con pámpanos y racimos de uva en el pele; el segundo lleva una túnica gris.

 

Fechados en el siglo IV d.C, los mosaicos de casa de Baco se pueden contemplar en el el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares (Madrid)

 

 

 

Bibliografía

BALIL.A. (1958) «Consideraciones sobre el mosaico hispanorromano». R.G. 68. 1958.

FERNÁNDEZ CASTRO.M.C. (1982): Villas romanas en Hispania. Ministerio de Cultura, Madrid, 1982.

FERNÁNDEZ-GALIANO RUIZ.D. (1984): Complutum II. Mosaicos. EAE, 138. Madrid, 1984.

 

 

 

Mosaico del palacio de la condesa de Lebrija

Queríamos compartir con vosotros este pequeño tesoro que se esconde en las calles de Sevilla. Se trata de los mosaicos del palacio-museo de la condesa de Lebrija, ubicado en Sevilla, muy cerca de la calle Sierpes. Este fantástico conjunto convierte a este edificio, declarado Bien de Interés Cultural, en el palacio mejor pavimentado de Europa.

Los mosaicos proceden de la colección de Regla Manjón Mergelina, condesa de Lebrija a fines del siglo XIX y comienzos del XX, procedente tanto de adquisiciones a anticuarios como de excavaciones en fincas de su propiedad.

 

 

IMG_0022.JPG

Patio del palacio

 

Está pavimentado mediante la técnica del opus sectile, para lo cual se utilizaron mármoles romanos.

En el patio central se encuentra un mosaico datado entre los siglos II y III d.C., encontrado en una de las fincas de la condesa. Presenta un medallón central con el dios Pan tocando la flauta a Galatea, al cual complementan escenas de las aventuras amorosas de Zeus y escenas de las estaciones.

 

IMG_0049.JPG

 

No perdáis la oportunidad de visitar este desconocido palacio en vuestra próxima visita a Sevilla; sin duda, se trata de una de esas sorpresas que os podéis encontrar paseando por las calles de nuestro país.

Mosaico del sacrificio de Ifigenia.

700px-sacrifici_difigc3a8nia_empc3baries

Sin duda el más célebre de la provincia de Gerona, el mosaico del sacrificio de Ifigenia destaca respecto a los otros mosaicos de la ciudad, que presentan simplemente motivos geometricos y vegetales,  por su escena llena de sentido iconográfico. El mosaico (0,55 x 0,60 m) fue hallado en 1849 en Ampurias, provincia de Gerona ( España) que Tiene su origen en el asentamiento de los colonizadores griegos en el siglo V a. C. y  reconstruida enseguida  por los romanos.

El mosaico está realizado en opus vermiculatum, técnica que tiene origen en el ἔμβλημα helenística, que consiste en realizar el mosaico antes sobre  una fina lámina de mármol  para  limitado en  los bordes para trasladarlo luego en el suelo. El mosaic  se compone de teselas cortadas en la dirección requerida de la figuración. El pequeño tamaño de las teselas lleva al efecto de la sutileza pictórica extrema, conseguida también por la inclusión de piedras semipreciosas y pasta de vidrio.

 

La  escena representada hace referencia  al sacrificio de Ifigenia, una de las figuras más trágicas del mito griego. Su historia ha sido contada por muchos poetas, que a través de ella han subrayado  los aspectos dramáticos y absolutos de la religión y la imprevisibilidad del destino humano. En los mitos y antiguas tradiciones religiosas a menudo sucede que una deidad quiera someter al hombre a duras pruebas, tanto para saber realmente su fe como para castigarlo si ha cometido un pecado. En el mito griego el episodio más famoso que  se refiere a una prueba de este tipo ve como protagonista Ifigenia, la hija mayor de Agamenón, jefe de la expedición griega en la guerra de Troya. La flota griega está parada  en el puerto de Aulis debido a  los vientos que impiden su salida. Calcas explica que la ira de los dioses puede ser aplcada si Agamenón sacrifica a su hija Ifigenia a Artemisa (Diana de los romanos).

 El mito y especialmente el destino de Ifigenia se han contado demaneras  diferentes por los poetas griegos y latinos. Las diferentes conclusiones del episodio  dan a la historia  significados simbólicos diferentes. En lo que fue sin duda la versión más antigua del mito, Ifigenia sufre el destino más trágico. El padre Agamenón la lleva al puerto de Aulis con engaño, haciéndole creer que se casaría con Aquiles, pero una vez vestido con traje de novia de virgen la chica  es asesinada por el mismo padre, que cumple así la voluntad de un dios tan absoluto y cruel.

Esta versión está narrada por Esquilo al principio de la tragedia Agamenón y incluso el poeta romano Lucrecio pone esta  versión al principio de su poema Sobre la naturaleza.

En el mosaico la escena se representa con figuras dispuestas en tres planos distintos.  En el primer plano detrás del altar con las ramas, se sitúa Agamenón; en el centro,  al lado de la columna que lleva encima una estatuilla de Apolo y con un escudo apoyado en la base, están Aquiles e Ifigenia. A la derecha aparecen Calcante, vestido de blanco y preparandóse con el cuchillo, y Menelao, que lleva un cetro. Detrás de ellos aparecen cinco jovenes y en el fondo Diana, representada con uno de sus atributos: la cierva.

Según algunos historiadores, la presencia de elementos helenísticos en el mosaico ( las telas, las columnas, el altar) y la teatralidad de la escena presuponen la presencia de un cuadro orginal griego, reproducido casi fielmente por el mosaico hispano.

 

Bibliografía

– MAR, R. Ampurias romana. Historia, arqueología y arquitectura. Ed. Ausa, 1993.

– ABENGOCHEA Sayas, J. J. Historia antigua de la Península Ibérica. Ed. UNED, 2003.